viernes, 22 de febrero de 2013

“El niño y el joven necesitan ser educados a partir de la existencia de unos valores  claros, bien configurados, con una coherencia que les de credibilidad. En este  aspecto no puede existir el doble discurso, ni la doble vida porque se transmiten las viviencias y se viven las creencias”, Ramos M.G. (2000:55)

No hay comentarios:

Publicar un comentario